Circuito Judicial Penal del Estado Nueva Esparta
Sección de Adolescentes
Tribunal de Juicio

ASUNTO N° OP01-S-2004-000094.
La Asunción, 07 de agosto de 2007 197° y 148°


JUEZ PROFESIONAL: Dra. BRUNA MARTÍNEZ DE SANABRIA

JUECES ESCABINOS: IDENTIDAD OMITIDA (TITULAR)
IDENTIDAD OMITIDA (TITULAR)
IDENTIDAD OMITIDA (SUPLENTE)

SECRETARIA: ABG. MARÍA JOSÉ DÍAZ VERACIERTA.

Corresponde a este Tribunal de Primera Instancia en funciones de Juicio de la Sección Adolescentes del Circuito Judicial Penal del Estado Nueva Esparta, emitir la publicación de la SENTENCIA CONDENATORIA producida por el debate del Juicio Oral y Privado ocurrido durante los días 16 y 17 del mes de febrero del año en curso, y estando dentro de la oportunidad legal prevista en el artículo 605 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, pasa a exponer los fundamentos de hecho y de derecho que motivaron la decisión dictada el día 17 del corriente, en base a los requisitos exigidos para las sentencias, previamente contenido en el articulo 604 “ibidem”, en los siguientes términos:

I
IDENTIFICACION DE LAS PARTES:

FISCAL: Dra. SIKIÚ ANGULO DE SILLA. FISCAL SÉPTIMA (E) DEL MINISTERIO PÚBLICO CON COMPETENCIA EN RESPONSABILIDAD PENAL DE ADOLESCENTES.

DEFENSA PRIVADA: Dra. ALIDA VEGAS GUZMÁN.

ADOLESCENTE ACUSADO: IDENTIDAD OMITIDA de nacionalidad venezolano, natural de Juan Griego, estado Nueva Esparta, nacido en fecha XX de XXXXXX de XXXX, de 16 años de edad, de estado civil soltero, titular de la Cédula de Identidad N° V-XXXXXXXXX, de ocupación u oficio estudiante, hijo de los ciudadanos IDENTIDAD OMITIDA, domiciliado en OMITIDA, Sector OMITIDO, Calle OMITIDA, frente a la Calle OMITIDA, casa S/N de color verde, al lado del cementerio, jurisdicción del Municipio Marcano del estado Nueva Esparta.


II
ENUNCIACION DE LOS HECHOS Y CIRCUNSTANCIAS OBJETO DEL JUCIO ORAL Y PRIVADO:
2.1.- De la Pretensión Fiscal:

la Fiscal Séptima (E) del Ministerio Público, expuso su acusación en los términos pautados en el artículo 593 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, presentando a la audiencia a una ilustración sucinta de los hechos ocurridos que dieron lugar a formular cargos en contra del adolescente IDENTIDAD OMITIDA, plenamente identificado, atribuyéndole el siguiente hecho punible: el día 29 de mayo del año 2004, en horas de la mañana, el adolescente IDENTIDAD OMITIDA, se encontraba en la residencia de la ciudadana IDENTIDAD OMITIDA en compañía del niño IDENTIDAD OMITIDA, y cuando se encontraban en una de las habitaciones de la residencia el adolescente IDENTIDAD OMITIDA, sostuvo relaciones ano-rectales con el niño IDENTIDAD OMITIDA de ocho años de edad para el momento de los hechos.

La Fiscal atribuyó al hecho narrado la figura del delito de VIOLACION AGRAVADA, previsto en el Ordinal 1° del artículo 374 del Código Penal, en perjuicio de la víctima Niño, IDENTIDAD OMITIDA, identificado en actas.

Como fundamento de la imputación ofreció los siguientes medios de prueba:
1.- De la declaración de la experto promovida por la Vindicta Pública, Dra. MARÍA INÉS ANGELI, titular de la Cédula de Identidad N° V-3.663.241, Médico Forense Especialista III, adscrita a la Medicatura Forense de Porlamar, con 28 años de servicio, Médico Anestesiólogo y Criminólogo.

2.- De la declaración del testigo ofrecidas por el Ministerio Público ciudadano IDENTIDAD OMITIDA, titular de la Cédula de Identidad N° V-XXXXXXXXX, de profesión u oficio Albañil, residenciado en la Calle las OMITIDA, quien dijo ser padre del niño IDENTIDAD OMITIDA.

3.- De la declaración del testigo ofrecidas por el Ministerio Público ciudadano IDENTIDAD OMITIDA, de oficio ama de casa, residenciado en la Calle las OMITIDA, quien dijo ser madre del niño IDENTIDAD OMITIDA.

4.- De la declaración de la Victima, ofrecida por el Ministerio Público, IDENTIDAD OMITIDA, titular de la Cédula de Identidad N° V-XXXXXXX, residenciado en la Calle las OMITIDO, estudiante del sexto grado promovido al primer año de bachillerato.

La Vindicta Pública de autos, por último solicitó el enjuiciamiento del acusado y la recepción de las pruebas, de conformidad con lo establecido en el artículo 593 y siguientes de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente.

Solicitando asimismo, sea dictada una sentencia condenatoria con la consecuente aplicación de la sanción de Privación de Libertad contenida en el artículo 628 de la aducida Ley Especial, por el lapso de dos (02) años, a razón del contenido de los informes psico-sociales que reposan en el expediente.


2.2.- De la pretensión de la defensa privada Dra. Alida Vegas Guzmán

La Defensa de autos, fundamentó sus alegatos de fondo en lo siguiente, cito: “…Tratará esta Defensa de demostrar que los hechos narrados por la representante del Ministerio Público no pueden ser atribuidos al adolescente IDENTIDAD OMITIDA, de 16 años de edad, quien para el momento de los hechos contaba con tan sólo 13 años, y según los resultados de las evaluaciones psiquiátricas que le fueron practicadas en el Centro de Internamiento Los Cocos, en las cuales se evidencia que mi representado tiene una disminución de 2 años en su edad mental con relación a su edad cronológica, estaríamos hablando que tenía en aquel entones la mentalidad de un niño de 10 u 11 años. Esta defensa ha consultado acerca de las lesiones que señala la Médico Forense en la experticia de reconocimiento médico legal practicada al niño IDENTIDAD OMITIDA, siendo informada al respecto, que el edema profuso flogosis y permeabilidad a nivel del esfínter anal pueden deberse a causas como parásitos que pueden provocar borramientos de las fibras musculares y a evacuaciones duras y de gran tamaño que inclusive producen sangramientos. Según alega el adolescente IDENTIDAD OMITIDA, que él se encontraba en el cuarto viendo una película y el niño IDENTIDAD OMITIDA, entró empezó a provocarlo, haciéndole insinuaciones, por lo que ciudadana Juez se evidencia que estamos ante un juego sexual, por lo que nunca hubo fuerza o violencia que son necesarios para la configuración del tipo penal. Es curioso preguntarse por qué entonces no se le practicaron al adolescente IDENTIDAD OMITIDA, los mismos exámenes que le hicieron al niño IDENTIDAD OMITIDA, para determinar si había algún líquido como seminal, si se sabe que cuando se tienen experiencias sexuales los genitales tienen una evidencia de ello. Por otra parte, en cuanto a que mi defendido ha evadido su responsabilidad y por ello fue privado de su libertad, debo señalar a este Tribunal que él en todo momento ha tenido la voluntad de someterse al proceso, siendo que para que se presuma el peligro de fuga deben darse supuestos como las conductas predelictuales o la voluntad de no someterse al proceso penal, siendo el caso que el adolescente IDENTIDAD OMITIDA, no está incurso en esas causales, ya que desde el inicio hasta el momento ha tenido el mismo lugar de residencia y ha mantenido su rutina de estudio de manera favorable. Finalmente quisiera invocar a este Tribunal tres principios importantes como son: El principio de progresividad, que a mayor capacidad de discernimiento mayor es el grado de responsabilidad y hay que tomar en cuenta la edad y el desarrollo del adolescente, el de individualización, que considera la imposición de la sanción tomando en cuenta las condiciones particulares del hecho y del autor y la gravedad del delito, y el de culpabilidad que se refiere a la comprobación que el adolescente ha participado en el hecho”.

1.3.- Del cumplimiento de la Garantía del Juicio Educativo, establecido en el artículo 543 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente y las declaraciones de los acusados:

El adolescente fue exhortado con palabras claras y sencillas, a objeto de instruirlo de la importancia del juicio y las consecuencias ético-legales, del hecho que se le atribuyó, por lo cual procedió a interrogarle ¿Si entendía lo expuesto por la representación fiscal así como lo expuesto por su Defensora? a lo que respondió afirmativamente. Igualmente se le advirtió que podía abstenerse de declarar, sin que su silencio no lo perjudicara y el debate continuará aunque no declare.

Así mismo una vez impuesto el adolescente de todos sus Derechos y Garantías y del precepto contenido en el artículo 49 Ordinal 5to de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, del artículo 654 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente en concordancia con lo dispuesto en el artículo 131 del Código Orgánico Procesal Penal, así como también de los artículos 80, 86, 88, 90, 93, 538 y siguientes de la ley especial antes citada; se evidenció que el mismo comprendía el alcance de la acusación y lo solicitado por sus defensa, así como también que distinguía sus derechos y garantías constitucionales y legales, manifestando el acusado su disposición en declarar en los siguientes términos: “Si quiero declarar, porque yo lo que quiero es que se declare mi inocencia y poder seguir estudiando y ayudar a mi familia”…. “Yo estaba en el cuarto viendo televisión y en eso entró IDENTIDAD OMITIDA, yo le dije que se saliera, pero entonces el insistió y empezó a decirme cosas, yo se lo mamé a él y él a mí, pero yo no hice eso que él dice, yo no lo penetré”. Es todo. Culminada la exposición del adolescente la Juez Presidenta, cedió el derecho a interrogar a la Fiscal del Ministerio Público, tal como lo pauta el artículo 594 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, quien procedió a interrogar al adolescente IDENTIDAD OMITIDA, respondiendo éste a preguntas realizadas: “…En casa del Señor OMITIDO, en el cuarto, él entró y yo le dije que se saliera pero él insistió haciéndome insinuaciones, me dijo cosas como que si yo nunca lo había hecho y que él si, que estábamos solos y empezó a tocarme y decirme que él lo había hecho antes,…. no, el señor si estaba, no recuerdo quien mas estaba en la casa, … si, es un privado, colegio Horizonte, saco buenas notas como 18 y 19 …”. Es todo”. Culminado el interrogatorio de la Fiscal se le cedió el derecho a interrogar a la Defensa Privada, tal como lo pauta el artículo 594 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, quien procedió a interrogar al adolescente y a preguntas realizadas contestó: “…En el cuarto, si la casa es pequeña, tiene tres habitaciones, el Señor OMITIDA estaba en la sala, mi tía no estaba, había salido, el entró, me quedé ahí, … no, yo no lo violé, salí a jugar pelota con mi primo y cuando llegué me encontré con ese problema, … al día siguiente el papá del niño fue para casa de mi tía y quiso pegarme, llamaron a mi papá para que me fuera a buscar…”. Es todo.

1.4.- De la recepción de las pruebas:
En virtud de la incomparecencia de algunas de las personas que deben intervenir en el presente juicio, la ciudadana Juez, conforme lo pauta el Título III del Juicio Oral, Capítulo I Normas Generales, artículo 335 del Código Orgánico Procesal Penal, aplicado supletoriamente por remisión expresa del artículo 537 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, en concordancia con lo dispuesto en el segundo aparte del artículo 588 “ejusdem”, requirió opinión al Ministerio Público y a la Defensa Privada, en salvaguarda de los derechos de las partes, acerca de si consentían dar inicio a la audiencia o si deseaban solicitar al Tribunal la suspensión del acto, en base al contenido del ordinal segundo del artículo 335 del Código Orgánico Procesal Penal, a lo cual no tuvieron ninguna objeción.

1.- De la declaración de ALÍ SMAILI MARÍN, titular de la Cédula de Identidad N° V-6.170.126, psiquiatra adscrito al Instituto de Atención al Menor del estado Nueva Esparta, Centro Internamiento Los Cocos, quien así explicó el contenido del informe por él realizado en fecha 04 de julio de 2007, y a preguntas de la Defensa, respondió: “…Se trata de un joven euprosexico, que atiende con facilidad, comprende con facilidad y escucha de manera adecuada, no presenta trastornos mentales, es un adolescente normal, solamente se observa en él momento de realizar la evaluación un conflicto emocional y una edad mental inferior a su edad cronológica de 2 a 3 años, probablemente se relacione mejor con personas de mayor edad, ya que se deja llevar fácilmente, no es invasivo, menos impulsivo, proviene de una familia bien estructurada…”. Es todo. Culminado el interrogatorio de la Defensa, seguidamente se le cedió el derecho a interrogar a la Fiscal del Ministerio Público, quien procedió a formular preguntas al experto, contestando éste: “…Podría presumir que años atrás presentaba la misma disminución de su edad mental, pero es algo que no podría determinar en estos momentos, pues se trata de muchos factores, de las condiciones de vida, … si, sabe distinguir entre lo bueno y lo malo, no presenta ningún tipo de patología mental,… si, tiene un conflicto mas bien emocional, dentro del contexto cognitivo se encuentra en el promedio mas bajo, pero es normal, no tiene alteraciones, … no es un joven violento, mas bien se muestra inocente e inseguro, … es responsable de sus actos…”. Es todo. Culminado el interrogatorio del Ministerio Público, la Juez Presidenta procedió a interrogar al experto, quien a preguntas realizadas contestó: “…Durante la adolescencia, hasta los 18 años se manifiesta bastante, pero una vez que alcanzan mayor edad, como a los 20 o 22 se emparejan con un adulto,…, dependiendo de las edad se nota más, es por eso que en las escuelas los salones de clases los agrupan por edades…”. Es todo.

2.- De la declaración del experto ENGEL LÓPEZ VÁSQUEZ, titular de la Cédula de Identidad N° V-3.825.357, psicólogo adscrito al Instituto de Atención al Menor del estado Nueva Esparta, Centro Internamiento Los Cocos, quien así explicó el contenido del informe por él realizado en fecha 03 de julio de 2007, y a preguntas de la Defensa, respondió: “… Es un adolescente con gran apego a su núcleo familiar, muestra interés por sus estudios,… se observan en él algunos indicadores de inseguridad e inmadurez emocional, con ciertas tendencias a la ingenuidad, no es invasivo, menos impulsivo,… David es un muchacho débil desde el punto de vista de sus acciones, no se impone sobre otros, es un muchacho fácil de manipular, se deja llevar y es colaborador…”. Es todo. Culminado el interrogatorio de la Defensa, seguidamente se le cedió el derecho a interrogar a la Fiscal del Ministerio Público, quien procedió a formular preguntas al experto, contestando éste: “…Normal como tal sí, sólo presenta signos de inmadurez emocional y ansiedad emocional, … no es invasivo, se preocupa por su situación actual, … si, es inseguro, dentro de lo normal, presenta conflictos emocionales los cuales necesita corregir con atención psicológica,… no se trata de una cuestión de fuerza, él es muy débil desde el punto de vista de sus reacciones, no se impone sobre otro porque su inseguridad y su inmadurez se lo impiden, … no es una persona violenta…”. Es todo.

3.- De la declaración del experto la experto LUISA CARRIÓN, titular de la Cédula de Identidad N° V-9.305.224, Trabajadora Social, adscrita al Instituto de Atención al Menor del estado Nueva Esparta, Centro Internamiento Los Cocos, quien así explicó el contenido del informe por ella realizado en fecha 03 de julio de 2007, y a preguntas de la Defensa, respondió: “…De la entrevista que sostuve con el adolescente David Enrique pude apreciar que es una persona con buen rendimiento académico, ya que con los dos lapsos de sus estudios le permitieron aprobar el año escolar, al cual no puedo seguir asistiendo, es estudiante de la unidad Educativa Horizonte en Juangriego, con habilidades y destrezas deportivas, … proviene de un núcleo familiar bien estructurado, de medianos recursos económicos, se percibe unión familiar y lazos afectivos muy estrechos, con mucha contención familiar, siempre ha estado protegido por su familia. … Durante la entrevista se mostró con cierta inmadurez e inocencia propia de cualquier adolescente de su edad, aún no ha conformado su madurez conductual ni sexual, … para él ha sido muy duro pasar por esta experiencia de la cual me ha referido, afirmando que siente temor por las amenazas que ha recibido de la familia del niño. … No observé en él características disociales, a nivel familiar existe mucho respeto y se impone la autoridad del padre. … En cuanto a la versión de los hechos, me manifestó que él se encontraba ese día en casa de una tía, tuvo sexo oral con el niño pero que no lo violó al niño y que ha recibido constantes amenazas del padre del niño…”. Es todo.

4.- De la declaración de la experto promovida por la Vindicta Pública, Dra. MARÍA INÉS ANGELI, titular de la Cédula de Identidad N° V-3.663.241, Médico Forense Especialista III, adscrita a la Medicatura Forense de Porlamar, con 28 años de servicio, Médico Anestesiólogo y Criminólogo, quien así explicó el contenido de las experticias de Reconocimiento Médico Legal N° 814 y 1236, por ella realizados en fecha 31de mayo de 2004 y 29 de junio de 2007, al niño IDENTIDAD OMITIDA, y a preguntas de la Fiscal del Ministerio Público respondió: “…Esa fue una experticia que realicé a un niño, a quien le observé, al examinarlo, que presentaba genitales externos de aspecto y configuración normal, con dos desgarros profundos a nivel ano-rectal, a las 5 y a las 7 según la esfera del reloj, sangrantes, … observé que había un edema profuso, flogosis y permeabilidad a un dedo, de lo cual pude concluir que hubo ruptura y borramiento de fibras musculares con desagarro a nivel del esfínter anal y signos de violencia ano rectal, … flogosis significa inflamación y edema significa hinchazón, el ano es lo que recoge al recto, se trataba de una lesión reciente porque presentó permeabilidad, …se denominan recientes aquellas que por lo general se evalúan y presentan permeabilidad a dedo, lo cual nos indica que se han producido antes de los 8 días. En este caso por sus características, fueron clasificadas como recientes, …no recuerdo si el niño estuvo hospitalizado…”. Es todo. Culminado el interrogatorio de la Fiscal se le cedió la palabra a la Defensa, quien procedió a interrogar a la experto y quien a preguntas realizadas contestó: “…Hablamos de violencia cuando la lesión se produce a nivel del ano y hablamos de violación cuando la lesión se produce a nivel de los genitales, … cuando existe una ruptura del himen por ejemplo en el caso de una niña virgen, pero en este caso la lesión era a nivel ano-rectal, por lo que la definimos en términos forenses como violencia, … podemos saber que fue lo que produjo la lesión porque previamente existe una denuncia, … no es posible que se deba a estreñimiento porque por esa causa nunca las lesiones son hacia adentro sino hacia fuera, esto por lo general ocurre en pacientes adultos que presentan cuadros clínicos, no recibo en la medicatura a ese tipo de pacientes, si fuera por eso cuanta gente no llegara a la Medicatura, son pacientes que no examinamos, … si nos llegase algún paciente no relacionado con algún delito, al detectar que es por esa causa lo remitimos a un proctólogo o a un gastroenterólogo, … no, nunca pudo haber sido por evacuaciones, en la medicatura recibimos pacientes previa denuncia, primeramente le hacemos una entrevista al paciente sólo, otra a la madre sola y otra a los dos para determinar que fue lo que pudo haber producido la lesión, también remitimos a esos pacientes a psiquiatría forense para que lo entrevisten acerca de los hechos y la causa que le produjo la lesión, … el niño para la fecha de la segunda evaluación no presentó signos de violencia anal, ni de carácter médico legal que calificar, sus genitales presentaron aspecto normal, su esfínter anal no fue permeable a un dedo, lo que indica que las lesiones estaban curadas …” . Es todo. Seguidamente el Juez ESCABINO formuló una pregunta al experto, quien contestó: “…No, no presentaba signos de violencia en otra parte del cuerpo…” Es todo. Acto seguido el Juez ESCABINO procedió a interrogar a la experto, quien a pregunta realizada contestó: “… Un dedo no creo, un objeto más grande sí…”. Es todo. Seguidamente a preguntas realizadas por la Juez Presidenta, la experto contestó: “…no pudo generarse por parásitos, hay ciertos tipos de parásitos que en estado crónico causan picazón y prolapsos en el recto, pero este no es le caso…”. Es todo.

5.- De la declaración de la experto promovida por la Defensa, ciudadana SUSANA OBEDIENTE, Psicólogo adscrita a los Servicios Auxiliares de los Tribunales Penales y de Protección de Niños y Adolescente de la Circunscripción Judicial del estado Nueva Esparta, quien así explicó el contenido de la evaluación por ella realizada en fecha 11 de junio de 2007, al niño Identidad omitida, y a preguntas de la Fiscal del Ministerio Público respondió: “…IDENTIDAD OMITIDA es un niño que proviene de una familia estructurada, es el mayor de sus hermanos, su capacidad de memoria, atención y concentración son adecuadas, se muestra afectivo, alegre y extrovertido, no presenta daño emocional o mental, habla de la situación ocurrida con normalidad, se encuentra emocionalmente estable, sin alteraciones psicopatológicas, es un niño normal, con pensamiento acorde a su edad y nivel de escolaridad…”. Es todo. Culminado el interrogatorio de la Fiscal se le cedió la palabra a la Defensa, quien procedió a interrogar a la experto, contestando ésta a preguntas realizadas: “…No, no es un niño inquieto, es extrovertido, espontáneo, entre lo normal, tremendo no se puede calificar…”. Es todo.

6.- De la declaración de la experto promovida por la Defensa, ciudadana GRISELDYS RODRÍGUEZ, Trabajadora Social adscrita a los Servicios Auxiliares de los Tribunales Penales y de Protección de Niños y Adolescente de la Circunscripción Judicial del estado Nueva Esparta, quien así explicó el contenido del informe por ella realizado en fecha 14 de junio de 2007, al niño IDENTIDAD OMITIDA, exponiendo lo siguiente: “…Me encargué de realizar evaluación social al niño IDENTIDAD OMITIDA y a su familia, él se percibe como un niño normal, extrovertido y comunicativo, fue fácil interactuar con él para realizarle la entrevista, le sugerí a su mamá que continuara observándolo y que siguiera llevándolo al tratamiento psicológico en el Hospital Luís Ortega, es un niño que va bien en sus estudios, tiene un rendimiento satisfactorio, no recuerdo exactamente si pasó para 6 grado o estudia ese grado, tiene buenas relaciones con su familia, atiende a las normas impuestas, durante la entrevista su madre me comunicó que recién sucedido el hecho el niño estuvo hospitalizado porque no controlaba el esfínter anal”. Es todo.

7.- De la declaración del testigo ofrecidas por el Ministerio Público ciudadano IDENTIDAD OMITIDA, titular de la Cédula de Identidad N° V-XXXXXXX, de profesión u oficio Albañil, residenciado en la Calle las OMITIDA, quien así a preguntas realizadas tanto por la Fiscal del Ministerio Público como por la Defensa Privada respondió: “Eso fue un sábado 28 o 29 de mayo del 2004, en la mañana, yo había salido con mi hijo menor de 4 años y a mi hijo mayor, OMITIDA de 7 años,… lo había dejado en casa de la abuela de su mamá jugando, porque para ese entonces estaban haciendo la cuestión de recoger firmas en contra del Presidente y el Señor OMITIDA me pidió que le hiciera un favor de llevarle unas cosas,… mi esposa estaba acompañando a su tía, la esposa de OMITIDO a hacer unas compras, … cuando llegué en la noche, ella me dice que OMITIDO está raro que si yo lo castigué, pero yo le dije que no, entonces luego me dijo llorando por que lo dejaste solo, mira lo que le hicieron y me enseñó un pantalón del niño y el interior que estaban machados de sangre, … yo si lo veía raro pero no sabia lo que le pasaba, mi esposa cuando le vio eso le preguntó que qué le había pasado y el le dijo llorando que IDENTIDAD OMITIDA se lo hizo por detrás, … al día siguiente en la mañanita me fui a casa de su hermana y le pregunté a identidad omitida si sabía lo que le había pasado a IDENTIDAD OMITIDA, el me dijo que sí, pero que no sabía quien le hizo eso ni como había pasado, … allí estaba IDENTIDAD OMITIDA, me le fui encima, le dije que por que le había hecho eso a mi hijo, y él me dijo que lo perdonara que no lo volvía a hacer, entonces le dije que más le vas a hacer si ya me lo desgraciaste, … al día siguiente lo llevé al médico y allí lo dejaron hospitalizado varios días para que no se le infectara la herida dijo la Dra., después no se que más pasó, cuando veía a la mamá de IDENTIDAD OMITIDA si le dije que su hijo me iba a pagar lo que le había hecho a mi hijo, que iba a ir preso, a él lo vi en la playa una vez, hace poco y le dije que me iba a pagar lo que le hizo a mi hijo. Ellos también me han amenazado a mi”. Es todo.

8.- De la declaración del testigo ofrecidas por el Ministerio Público ciudadano IDENTIDAD OMITIDA, titular de la Cédula de Identidad N° V-XXXXXXX quien dijo ser la madre del niño IDENTIDAD OMITIDA de oficio ama de casa, así después de ser juramentada por la Juez e interrogada de todos sus datos personales y profesionales, manifestó no tener impedimento alguno para rendir declaración, así a preguntas realizadas tanto por la Fiscal del Ministerio Público como por la Defensa Privada respondió: “…Yo había salido con mi tía IDENTIDAD OMITIDA, fui a acompañarla a hacer el mercado, eso fue en la mañana como a las 9 y media mas o menos, … cuando llegamos a la casa resulta que vi que IDENTIDAD OMITIDA estaba un poco raro, como cojeando, … cuando lo fui a bañar me di cuenta que el short estaba lleno de sangre, … le pregunté que le pasaba y no me quería decir, lo llevé a casa de mi tía y dijo que IDENTIDAD OMITIDA se lo había hecho por detrás, … con su pene, … IDENTIDAD OMITIDA es mi primo, él estaba allá porque a su mamá la estaban operando y le dije que por que había hecho eso, … entonces me dijo que lo perdonaran que no lo volvía a hacer, me llevé a mi hijo al centro de salud, de allí lo trasladaron para el hospital, le hicieron los exámenes y me lo hospitalizaron por 4 días, estaba hospitalizado sólo para que no hicieran preguntas, … la Dra. dijo que era para que no se le infectara la herida, … nunca había pasado algo así, nunca se había enfermado, cuando chiquito una vez de las llaguitas en la boquita pero de mas nada, siempre ha hecho pupú bien…”. Es todo.

9.- De la declaración del testigo ofrecidas por la defensa ciudadano IDENTIDAD OMITIDA, titular de la Cédula de Identidad N° V-XXXXXXX, de profesión Licenciado en Educación, quien a preguntas realizadas tanto por la Fiscal del Ministerio Público como por la Defensa Privada respondió: “…Realmente no tengo mucho que decir sobre lo ocurrido, porque la verdad yo no vi cuando eso sucedió, ya que ese día me encontraba en la sala de mi casa realizando unas labores de la escuela, … si escuchaba que habían niños jugando, que entraban y salían de la casa, porque la puerta delantera queda al inicio y la puerta de salida al finadle la casa, en la misma dirección recta y se comunica con los patios de otras casas, pero yo me encontraba revisando unos exámenes y estaba concentrado en mi trabajo, por eso no estaba prestando atención a lo que hacían los muchachos, solo sentía que corrían, iban y venían, porque era abierto, … la casa no estaba tapiada, mi casa es grande, tiene 15 metros por cada lado, ese día también tenían un alboroto por unas abejas y los bomberos, pero yo no estaba pendiente, estaba concentrado en lo que hacía, yo cuando me pongo a hacer mi trabajo inclusive les digo que no me molesten,… en la casa siempre juegan niños, IDENTIDAD OMITIDA nunca se había quedado, pero esos días se quedó porque los hijos míos le dijeron, … yo no vi cuando ellos estaban en el cuarto, tampoco escuché gritos, mi esposa se encontraba haciendo unas diligencias, me enteré de todo porque ella me lo refirió,… le dije a IDENTIDAD OMITIDA que se quedara metido en el cuarto, al día siguiente llegó IDENTIDAD OMITIDA el papá de IDENTIDAD OMITIDA preguntándome de lo que había pasado, pero yo le dije que sólo supe lo que mi esposa me dijo, le aconsejé que llevara las cosas de la mejor manera, él se le fue encima a IDENTIDAD OMITIDA y yo traté de aguantarlo y separarlo, … le dio un golpe duro al piso y se fue, luego llamé al papá de IDENTIDAD OMITIDA para que lo pasara buscando, … no me acuerdo si le pedí un favor a Frank, IDENTIDAD OMITIDA es sobrino político mío…” Es todo.

10.- De la declaración del testigo ofrecido por la defensa ciudadano OMITIDO, titular de la Cédula de Identidad N° V-XXXXXXXX, de oficio taxista, así después de ser juramentado por la Juez e interrogado de todos sus datos personales y profesionales, manifestó no tener impedimento alguno para rendir declaración, y a preguntas realizadas tanto por la Fiscal del Ministerio Público como por la Defensa Privada respondió: “….Yo me encontraba ese día pescando y mi esposa me llamó para que fuera a buscar a IDENTIDAD OMITIDA, cuando llegué a buscarlo en casa de IDENTIDAD OMITIDA me dijo que me llevara a IDENTIDAD OMITIDA porque estaban diciendo que al parecer violó a un niño, me lo llevé, … desde ahí siempre lo llevaba al liceo en la mañana y lo buscaba porque el papá del niño amenazaba con matarlo ya que él tiene un hermano malandro, … por eso mi hijo perdió el año, el estudiaba en la técnica y tuve que pasarlo para el OMITIDO, … no él no dijo lo que pasó…”.

11.- De la declaración de la Victima, ofrecida por el Ministerio Público, IDENTIDAD OMITIDA, titular de la Cédula de Identidad N° V-XXXXXXX, estudiante del sexto grado promovido al primer año de bachillerato, acompañado por la Psicólogo adscrita a los Servicios Auxiliares de esta Sección, por tratarse de un niño, quien a preguntas realizadas contestó: “…Yo el otro día llegué a casa de mi tía, cuando el rezo de mi abuela, entonces me metí en el cuarto a ver una película, en eso él llegó rápidamente, trancó la puerta con seguro, me amarró y me violó por detrás, con lo que él tiene adelante, … hace tres años, solo me ha pasado una vez, me amarró con una cabuya de saltar la cuerda de mi primo, me amarró por detrás, me tapó la boca con la camisa que tenía puesta, … me dijo que si yo decía me iba a pegar cuando me viera, yo no le dije a nadie,… yo me iba a bañar y mi mamá vio que yo tenía sangre, me dejaron hospitalizado unos días, … si me dolió…” Es todo. Quien a preguntas realizadas por la defensa, contestó lo siguiente: “…Si, me gusta jugar pelota, … yo no voy mucho para allá, hace poco fui cuando le hicieron la fiesta a la nietica de él, … yo si tengo bastantes amigos, no tengo problemas con ellos, … la casa tiene tres habitaciones y un baño, yo fui para allá a ayudar a mi tía, yo estaba en el cuarto primero metido viendo televisión después entró él rápido, le metió seguro a la puerta y me amarró las manos con una cabuya de saltar de mi primo, me tapó la boca con una franelilla blanca que tenía puesta ese día, … luego salí corriendo del cuarto, le quité el seguro y me puse a jugar con un amiguito para distraer lo que pasó…” Es todo.

1.5.- De la Discusión final y cierre de la audiencia de juicio:
De conformidad con lo establecido en el artículo 600 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, la Fiscal del Ministerio Público concluyó: “Durante el debate probatorio se logró demostrar los hechos que dieron lugar a esta representante de la vindicta pública al presentar formal acusación en contra del adolescente IDENTIDAD OMITIDA. La defensa al exponer sus alegatos refirió que la lesión que presentaba la victima IDENTIDAD OMITIDA, pudo haber sido causada por parásitos o evacuaciones, o quizás por causas de estreñimiento, y que realmente lo sucedido fue producto de la curiosidad sexual propia de la edad, alegando inclusive que se trataban en todo caso de actos lascivos que fueron producidos con el consentimiento de ambos, destacando que de las evaluaciones psiquiátricas practicadas a su representado el mismo presentaba una disminución en la edad mental, sin embargo se pudo probar a través de las declaraciones del psiquiatra, que se trataba de un adolescente que no tiene trastornos mentales, que es una persona sana, que presenta un grado de inmadurez emocional de dos a tres años en relación a su edad Cronológica pero que no lo priva de la responsabilidad de sus actos. Igualmente el Psicólogo ENGEL LÓPEZ manifestó que el joven presentaba un grado de inmadurez e inseguridad, señalando que tenía una conflictividad emocional, sin embargo éste dijo que se encontraba dentro de los límites normales y que era responsable de sus actos. Por otra parte la Dra. María Inés Angeli, Medico adscrita a la Medicatura Forense, ratificó el contenido del informe de Reconocimiento Médico practicado al niño IDENTIDAD OMITIDA, señalando que presentaba dos desgarros profundos a nivel ano-rectal, a las 5 y a las 7 según la esfera del reloj, sangrantes, con edema profuso, flogosis y permeabilidad a un dedo, de lo cual pudo concluir que hubo ruptura y borramiento de fibras musculares con desagarro a nivel del esfínter anal y signos de violencia ano rectal, asimismo indicando que la flogosis se trataba de una inflamación y el edema de una hinchazón, explicando que con ese hallazgo se trataba de una lesión reciente. Igualmente explicó que el esfínter se encontraba un poco permeable, señalando que al tacto podía ingresar un dedo, aclarando que éstas lesiones nunca pudieron haber sido causadas por una evacuación con estreñimiento o por parásitos y que esos casos de estreñimiento sólo se daban en personas adultas y excepcionalmente en niños, en cuyos casos deben darse cuadros clínicos. Con la declaración del ciudadano IDENTIDAD OMITIDA, quien manifestó al Tribunal que había dejado a su hijo en casa del señor IDENTIDAD OMITIDA y que ciertamente fue la madre quien luego lo fue a buscar y que fue ella quien manifestó que algo raro le pasaba al niño, señalando incluso que no estaba caminando bien, pero el niño en ese entonces no le manifestó lo que le había pasado y hasta momento en que fue a bañarlo se percató que el niño se encontraba sangrando y presentaba heridas en la región anal, y es cuando decide llevarlo de emergencia, señalando a ambos que el niño por esas lesiones estuvo hospitalizado por varios días, y que luego cuando el niño les contó lo que había pasado indicó que David se lo había hecho por detrás, lo cual coincide con lo manifestado por IDENTIDAD OMITIDA, quien señaló a IDENTIDAD OMITIDA como la persona que abusó de él por detrás utilizando su pene y atándolo con unas cabuyas, lo que no solamente se pudo demostrar con el sólo dicho de la víctima, sino que sus declaraciones estuvieron reforzadas por la declaraciones de la experto, es por ello que considero que ha quedado más que demostrado el hecho punible acusado como lo es Violación Agravada, prevista en el Ordinal 1° del artículo 374 del Código Penal, delito que merece la aplicación de Medida de Privación del Libertad, conforme lo previsto en el artículo 628 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, por la gravedad de los hechos y por tratarse la victima de un niño”.

Así la Defensa Privada, Dra. ALIDA VEGAS GUZMÁN, concluyó: “Esta defensa en relación con la acusación fiscal presentada en contra del adolescente IDENTIDAD OMITIDA, por el delito de VIOLACIÓN AGRAVADA, previsto en el Ordinal 1° del artículo 374 del Código Penal, cita ante todo el contenido de la Sentencia N° 962 de fecha 12 de julio del año 2000, emanada de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, la cual señala: “Al crearse la institución del Ministerio Público como órgano de buena fe, lo que se quiere es la existencia de dos órganos de control en relación a la legalidad de la prueba y a la realización del debido proceso. El fiscal que busca de cualquier manera una sentencia condenatoria no es el fiscal que se describe en el Código Orgánico Procesal Penal, pues está en la obligación, al igual que el juez, de hacer que se respeten las garantías procesales, evitando de esta manera cualquier acción que las violenten”, ya que cuando la Fiscalía tuvo noticia del hecho punible denunciado, lo primero que debió haber hecho era ordenar que examinaran al adolescente IDENTIDAD OMITIDA, para poder determinar su participación o autoría en el hecho que se le acusa, por cuanto han existido muchas contradicciones, demás importantes, siendo que se trata de la Privación de Libertad de un adolescente de 16 años actualmente y de 13 años para el momento en que ocurrieron los hechos presentados por la representante del Ministerio Público, no se puede hablar de violación a ciencia cierta porque bien como lo manifestó ante este Tribunal mi defendido, no hubo imposición de la fuerza, quizás si podríamos decir que hubo actos lascivos, pero no violación. Es importante destacar, en relación a la declaración realizada por la Médico Forense, que hubo cambios significativos en la trascripción del informe de experticia de reconocimiento médico legal practicado a la víctima, por lo que no se pudo determinar a ciencia cierta si lo informado por la experto corresponde con la evaluación realizada. Tanto el psicólogo y psiquiatra adscritos al Centro de Internamiento demostraron, que el adolescente IDENTIDAD OMITIDA tiene una edad emocional inferior de 2 o 3 años en comparación con su edad cronológica, por lo que se puede inferir que en aquel entonces IDENTIDAD OMITIDA tenía 10 u 11 años, lo cual hace notar que estaríamos hablando de dos niños con edades simultáneas y curiosidades sexuales propias de la edad. Todos fuimos testigos de quien realmente es el perjudicado, pareciera que el presunto victimario es realmente la víctima, lo cual pudimos evidenciar de las evaluaciones psicológicas y psiquiátricas practicadas tanto al niño IDENTIDAD OMITIDA como a mi defendido, dejando en el Centro de Internamiento privado de su libertad a una persona inocente. Como pudo comprobarse, el niño IDENTIDAD OMITIDA se contradijo en todas sus declaraciones e igualmente el Señor IDENTIDAD OMITIDA, testigo referencial contradijo las declaraciones de los padres, por lo que en consecuencia considera esta defensa que no existen verdaderos elementos de convicción para culpar al adolescente IDENTIDAD OMITIDA del delito que se le atribuye”. Es todo.


Exhortadas todas las partes del derecho a ejercer réplica, conforme lo pauta el parágrafo primero del artículo 600 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente la Representante del Ministerio Público, expuso: “La defensa alega que el Ministerio Público no obró de buena fe, ya que al adolescente no se le ordenaron la práctica de pruebas, y en ese sentido aclaro al Tribunal que las mismas no pudieron realizarse toda vez que el adolescente siempre se encontró de espaldas al proceso, debiendo haberse traído por la fuerza pública, razón por la cual hoy de después de tres años nos encontramos haciendo la audiencia de juicio, señala también que el adolescente no ejerció violencia en contra de la víctima, pero se pregunta esta fiscal, que más violencia que las lesiones que presentó la víctima, las cuales quedaron evidenciadas. Alega la defensa que estamos ante dos sujetos de edades simultáneas, considerando esta fiscal que al momento de los hechos estábamos ante un niño de 8 años y un adolescente de 13, por lo que no estamos hablando evidentemente de dos personas con edades contemporáneas”. Es todo.

Culminada la exposición de la Representación Fiscal se le cedió la palabra a la Defensora Privada, de conformidad con lo establecido en el parágrafo primero del artículo 600 de la Ley Especial que nos rige, para que interpusiera su contrarréplica, quien expuso: “Cursa al folio 32 del expediente, Audiencia tomada al Adolescente IDENTIDAD OMITIDA, en el Despacho de la Fiscalía Séptima del Ministerio Público, quien acudió previa citación realizada por funcionarios del Instituto Neoespartano de Policía, sin haber sido informado en dicho Despacho Fiscal, que luego debía acudir ante los Tribunales de esta Sección, hasta que recientemente en fecha 04 de junio de 2007 fue capturado en el lugar de su residencia y presentado ante el Tribunal. En ese sentido, pregunta la defensa como es que si siempre desde el inicio de la investigación hasta la fecha actual se ha manejado en autos la misma dirección de residencia del adolescente, hayan sido comisionados todos los cuerpos policiales del estado para capturar a mi defendido, siendo que familiares y amigos del sector informaron que nunca llegaron a observar funcionarios ubicando a IDENTIDAD OMITIDA para la práctica de sus citaciones, tales fueron los motivos que hicieron parecer que mi representado se encontraba evadido del proceso, pero lo cierto fue que nunca tuvo esa intención y que por ello siempre residió en su casa y se mantuvo en sus rutinas escolares, deportivas y ocasionalmente laborales”. Es todo.

III:
DETERMINACION PRECISA Y CIRCUNSTANCIAS DE LOS HECHOS ACREDITADOS Y FUNDAMENTOS DE HECHO Y DE DERECHO:

Con los medios de pruebas recibidos en el debate oral y público, decir, por una parte, los testigos promovidos por la Fiscal Séptima (E) del Ministerio Público, DRA. SIKIÚ ANGULO DE SILLA, incluyendo al niño IDENTIDAD OMITIDA en su calidad de víctima y sus padres así como sus representantes IDENTIDAD OMITIDA, y por otra parte los promovidos por la representante de la Defensa Privada, DRA. ALIDA VEGAS GUZMÁN, así como lo expuesto por el adolescente acusado, IDENTIDAD OMITIDA, quien compareció previo traslado del Centro de Internamiento Los Cocos, el Tribunal consideró acreditado la existencia del delito de VIOLACION AGRAVADA, previsto en el Ordinal 1° del artículo 374 del Código Penal, en perjuicio de la víctima Niño, IDENTIDAD OMITIDA, identificado en actas.

Este Tribunal considera que la Fiscalía del Ministerio Público logró demostrar la imputación alegada con fundamentos lógicos, serios y coherentes, destruyendo la presunción de inocencia más allá de la duda razonable, demostrando no tan solo la existencia del delito sino además, la culpabilidad del acusado, IDENTIDAD OMITIDA, como autor en el hecho imputado y probado.

El hecho acreditado por la Fiscal del Ministerio Público en la audiencia oral y privada que se describe en la señalada norma del Ordinal 1° del artículo 374 del Código Penal, es precisamente que el día 29 de mayo del año 2004, en horas de la mañana, el adolescente IDENTIDAD OMITIDA, se encontraba en la residencia de la ciudadana OMITIDA en compañía del niño IDENTIDAD OMITIDA, y cuando se encontraban en una de las habitaciones de la residencia el adolescente IDENTIDAD OMITIDA, sostuvo relaciones ano-rectales con el niño IDENTIDAD OMITIDA de ocho años de edad para el momento de los hechos.

Tales afirmaciones y circunstancias de hecho, quedan demostradas con el análisis de los siguientes medios de prueba que se realiza con base al sistema acusatorio penal, instaurado en el novísimo Código Orgánico Procesal Penal, en el cual el legislador establece la libertad de prueba y le confiere al Juzgador la facultad o potestad de valorarlas según su libre apreciación, observando las reglas de la lógica, los conocimientos científicos y las máximas de experiencia, destacando que la apreciación de esas pruebas debe efectuarse con estricta sujeción de las disposiciones establecidas en dicho Código.

A) De la existencia material del hecho punible:
interesa destacar muy especialmente lo señalado la propia victima IDENTIDAD OMITIDA, quien en su declaración a preguntas formuladas, contestó: “…Yo el otro día llegué a casa de mi tía, cuando el rezo de mi abuela, entonces me metí en el cuarto a ver una película, en eso él (señalando al acusado) llegó rápidamente, trancó la puerta con seguro, me amarró y me violó por detrás, con lo que él tiene adelante, … hace tres años, solo me ha pasado una vez, me amarró con una cabuya de saltar la cuerda de mi primo, me amarró las manos por detrás, me tapó la boca con la camisa que tenía puesta, … me dijo que si yo decía me iba a pegar cuando me viera, yo no le dije a nadie,… yo me iba a bañar y mi mamá vio que yo tenía sangre, me dejaron hospitalizado unos días, … si me dolió…” Es todo; hecho éste que quedó indubitablemente establecido al practicársele al niño el debido reconocimiento por ante la medicatura forense, realizado por la Dra. MARÍA INÉS ANGELI, ratificó el contenido del informe de Reconocimiento Médico practicado al niño IDENTIDAD OMITIDA, señalando con un lenguaje perfectamente adecuado a la audiencia, con toda objetividad, de manera determinante, clara y precisa, señaló: “…Esa fue una experticia que realicé a un niño, a quien le observé, al examinarlo, que presentaba genitales externos de aspecto y configuración normal, con dos desgarros profundos a nivel ano-rectal, a las 5 y a las 7 según la esfera del reloj, sangrantes; observé que había un edema profuso, flogosis y permeabilidad a un dedo, de lo cual pude concluir que hubo ruptura y borramiento de fibras musculares con desagarro a nivel del esfínter anal y signos de violencia ano rectal; flogosis significa inflamación y edema significa hinchazón, el ano es lo que recoge al recto, se trataba de una lesión reciente porque presentó permeabilidad. Se denominan recientes aquellas que por lo general se evalúan y presentan permeabilidad a dedo, lo cual nos indica que se han producido antes de los 8 días. En este caso por sus características, fueron clasificadas como recientes; no recuerdo si el niño estuvo hospitalizado…”. Es todo. Y quien a preguntas formuladas, respondió: no es posible que se deba a estreñimiento porque por esa causa nunca las lesiones son hacia adentro sino hacia fuera, esto por lo general ocurre en pacientes adultos que presentan cuadros clínicos, no recibo en la medicatura a ese tipo de pacientes, si fuera por eso cuanta gente no llegara a la Medicatura, son pacientes que no examinamos, … si nos llegase algún paciente no relacionado con algún delito, al detectar que es por esa causa lo remitimos a un proctólogo o a un gastroenterólogo, … no, nunca pudo haber sido por evacuaciones, en la medicatura recibimos pacientes previa denuncia, primeramente le hacemos una entrevista al paciente sólo, otra a la madre sola y otra a los dos para determinar que fue lo que pudo haber producido la lesión, también remitimos a esos pacientes a psiquiatría forense para que lo entrevisten acerca de los hechos y la causa que le produjo la lesión, … el niño para la fecha de la segunda evaluación no presentó signos de violencia anal, ni de carácter médico legal que calificar, sus genitales presentaron aspecto normal, su esfínter anal no fue permeable a un dedo, lo que indica que las lesiones estaban curadas …” . Es todo. De tal declaración se demuestra con certeza la violación del niño IDENTIDAD OMITIDA. En cuanto a los alegatos de la defensa donde refiere que la lesión que presentaba la victima IDENTIDAD OMITIDA, pudo haber sido causada por parásitos o evacuaciones, o quizás por causas de estreñimiento, esta sentenciadora disiente totalmente de lo que sostiene dicha profesional del derecho. Lo expuesto por la victima, asentado por la medico forense confirma el hecho aquí cuestionado, que puede corroborarse asimismo del contenido de las demás testimoniales ofrecidas por la vindicta pública, siendo estos: el ciudadano IDENTIDAD OMITIDA, titular de la Cédula de Identidad N° V-XXXXXXXXXXX, de profesión u oficio Albañil, residenciado en la Calle las Cabreras, quien dijo ser padre del niño IDENTIDAD OMITIDA; la ciudadana IDENTIDAD OMITIDA, de oficio ama de casa, residenciado en la Calle las Cabreras, quien dijo ser madre del niño IDENTIDAD OMITIDA; quienes al declarar acerca del conocimiento que tienen de los hechos, expusieron cada uno la manera particular y demás circunstancias en que obtuvieron conocimiento del presente hecho objeto del presente juicio. La coherencia y armonía de la declaración de estos testigos se adecua perfectamente con la declaración de la victima, así como la rendida por el testigo referencial IDENTIDAD OMITIDA, quien a pesar de encontrarse visiblemente nervioso y a la defensiva, en virtud del acto en el cual participaba, afirmó entre otras cosas que efectivamente el día señalado tanto la víctima como el acusado se encontraban en su residencia, que su casa es grande y que la habitación señalada como sitio donde ocurrieron los hechos es encerrada y se encuentra apartada del lugar donde él estaba, además, que él se encontraba realizando un trabajo que requería concentración (corrigiendo pruebas de sus alumnos), por lo que no estaba pendiente de lo que ocurría a su alrededor, siendo que había ruido de otros niños y de los bomberos que estaban quitando un avispero, por lo que consideró factible que pudieran haber ocurrido los hechos sin que se diera cuenta de ello, del cual había tenido conocimiento por los padres de la victima, lo cual coincido con lo expuesto por estos; inclusive el progenitor del acusado, que si bien es cierto no es testigo presencial no es menos cierto que de su declaración se evidencia que al suceder el hecho que se cuestiona fue informado sobre el mismo y asimismo requerido para que hiciese acto de presencia y asumiera la responsabilidad que como progenitor le correspondía y enfrentara con su hijo las consecuencias del hecho. Aunado a ello, lo declarado por el propio adolescente acusado quien si bien es cierto no admite haber realizado en las condiciones de modo, la conducta atribuida por la representación fiscal, no es menos cierto que al rendir declaración, admite las condiciones de tiempo y lugar, reconociendo haber tenido un acercamiento sexual con la victima, toda vez que al rendir declaración expuso: “Yo estaba en el cuarto viendo televisión y en eso entró IDENTIDAD OMITIDA, yo le dije que se saliera, pero entonces el insistió y empezó a decirme cosas, yo se lo mamé a él y él a mí, pero yo no hice eso que él dice, yo no lo penetré”. Considera este Tribunal, que los hechos descritos se subsumen en el delito de VIOLACIÓN AGRAVADA, previsto en el artículo 374 ordinal 1° del Código Penal.

B) De la culpabilidad de IDENTIDAD OMITIDA, al considerarlo autor en la comisión del delito de VIOLACION AGRAVADA, previsto en el Ordinal 1° del artículo 374 del Código Penal en perjuicio del niño IDENTIDAD OMITIDA.

Al respecto observa esta sentenciadora que el mencionado acusado al momento de deponer en el transcurrir del presente juicio si bien es cierto, no reconoce participación alguna en el delito aquí cuestionado, por el contrario manifiesta ser inocente del hecho punible por el que se le acusa, si acepto haber estado en el sitio del suceso con la victima, con quien mantuvo una relación sexual oral sin violencia, provocada por la propia victima. que las excepciones de hecho que este esgrime, no es menos cierto que las excepciones de hecho que este esgrime, son susceptibles de ser demostradas, cosa que no hizo ni por sí ni a través de su defensa, por lo que quien aquí decide, previo análisis de las mismas, las da por desechadas. Las máximas de experiencia, las reglas de la lógica y los conocimientos científicos, son patrones implícitos en el método de la sana crítica, como criterio de valoración libre por parte del juzgador hacia las pruebas que oralmente han sido recibidas y percibidas en el debate. En tal sentido, lo relevante para quien decide es demostrar con un trabajo intelectual, motivado, concatenando las pruebas del debate, la argumentación jurídica y las reglas de la lógica por qué da credibilidad al testimonio del niño IDENTIDAD OMITIDA, en contraposición al del acusado, en tal sentido, la victima a pesar de su corta edad para el momento en que ocurrieron los hechos, en la sala de audiencia de juicio sin lugar a dudas reconoció al adolescente acusado como la persona que le había violado; ameritándose la presencia de la Lic. Maria Susana Obediente al demostrar cierta conmoción por estar frente a su agresor, quien dicho sea de paso es una persona con quien le unen lazos familiares. El acusado IDENTIDAD OMITIDA, al momento de rendir declaración, no reconoce en ningún momento participación alguna en la violación del niño IDENTIDAD OMITIDA, no obstante quedó demostrado con el testimonio de la Dra. MARÍA INÉS ANGELI, que el traumatismo que presenta el niño no pudo producirse jamás como afirma el acusado o su defensa, quienes al rendir declaración, expusieron de la manera que se indica, por una parte el acusado: “Yo estaba en el cuarto viendo televisión y en eso entró IDENTIDAD OMITIDA, yo le dije que se saliera, pero entonces el insistió y empezó a decirme cosas, yo se lo mamé a él y él a mí, pero yo no hice eso que él dice, yo no lo penetré”. Por otra parte, La defensa: “Esta defensa ha consultado acerca de las lesiones que señala la Médico Forense en la experticia de reconocimiento médico legal practicada al niño IDENTIDAD OMITIDA, siendo informada al respecto, que el edema profuso flogosis y permeabilidad a nivel del esfínter anal pueden deberse a causas como parásitos que pueden provocar borramientos de las fibras musculares y a evacuaciones duras y de gran tamaño que inclusive producen sangramientos. Según alega el adolescente IDENTIDAD OMITIDA, que él se encontraba en el cuarto viendo una película y el niño IDENTIDAD OMITIDA, entró empezó a provocarlo, haciéndole insinuaciones, por lo que ciudadana Juez se evidencia que estamos ante un juego sexual, por lo que nunca hubo fuerza o violencia que son necesarios para la configuración del tipo penal”. Contrariamente, relacionando cada una de estas declaraciones con lo señalado por la patóloga, las mismas quedan completamente desvirtuadas, en virtud que la profesional medico basada en criterios científicos y en su amplia experiencia, al rendir declaración sobre el particular aludido, afirmó: “…dos desgarros profundos a nivel ano-rectal, a las 5 y a las 7 según la esfera del reloj, sangrantes; observé que había un edema profuso, flogosis y permeabilidad a un dedo, de lo cual pude concluir que hubo ruptura y borramiento de fibras musculares con desagarro a nivel del esfínter anal y signos de violencia ano rectal”. Aunado a ello, las respuestas que dio a preguntas formuladas: “no es posible que se deba a estreñimiento porque por esa causa nunca las lesiones son hacia adentro sino hacia fuera, esto por lo general ocurre en pacientes adultos que presentan cuadros clínicos, no recibo en la medicatura a ese tipo de pacientes, si fuera por eso cuanta gente no llegara a la Medicatura, son pacientes que no examinamos, … si nos llegase algún paciente no relacionado con algún delito, al detectar que es por esa causa lo remitimos a un proctólogo o a un gastroenterólogo, … no, nunca pudo haber sido por evacuaciones, en la medicatura recibimos pacientes previa denuncia, primeramente le hacemos una entrevista al paciente sólo, otra a la madre sola y otra a los dos para determinar que fue lo que pudo haber producido la lesión, también remitimos a esos pacientes a psiquiatría forense para que lo entrevisten acerca de los hechos y la causa que le produjo la lesión, … el niño para la fecha de la segunda evaluación no presentó signos de violencia anal, ni de carácter médico legal que calificar, sus genitales presentaron aspecto normal, su esfínter anal no fue permeable a un dedo, lo que indica que las lesiones estaban curadas …” . Es todo. Tal aseveración demuestra con certeza la violación del niño IDENTIDAD OMITIDA. El delito de violación cuando se materializa como en el caso en estudio es un delito cuyo resultado deja evidencias (roturas en el conducto vaginal o anal) perceptibles en las valoraciones medicas; hecho que quedó indubitablemente establecido al practicársele el debido reconocimiento por ante la Medicatura forense. Por ello, los argumentos de defensa “…Según alega el adolescente IDENTIDAD OMITIDA, que él se encontraba en el cuarto viendo una película y el niño IDENTIDAD OMITIDA, entró empezó a provocarlo, haciéndole insinuaciones, por lo que ciudadana Juez se evidencia que estamos ante un juego sexual, por lo que nunca hubo fuerza o violencia que son necesarios para la configuración del tipo penal…”, “... Que realmente lo sucedido fue producto de la curiosidad sexual propia de la edad, alegando inclusive que se trataban en todo caso de actos lascivos que fueron producidos con el consentimiento de ambo” son considerados desajustados por este tribunal,

Por otra parte, concluye la defensa, “Es importante destacar, en relación a la declaración realizada por la Médico Forense, que hubo cambios significativos en la trascripción del informe de experticia de reconocimiento médico legal practicado a la víctima, por lo que no se pudo determinar a ciencia cierta si lo informado por la experto corresponde con la evaluación realizada”. Al respecto, observa el Tribunal que la medico al rendir declaración manifestó al tribunal que su tardanza ocurrió debido al tráfico, alegando además, que le hubiese gustado pasar buscando su informe original manuscrito ya que era más denso, más detallado, con anotaciones marginales que hubiesen podido ser útiles en la audiencia de juicio, en tal sentido el tribunal disiente de la defensa en virtud de que dicha representación interpreta de manera errónea lo señalado por la experto, toda vez que en su deposición se apreció completa, enmarcada dentro de criterios lógicos, coherentes, bien explícitos, con un lenguaje sencillo entendible por todos, sin contradicciones de ningún tipo, perfectamente relacionado con lo declarado por la victima y el testimonio de los demás testigos promovidos. La defensa pretendió justificar la acción desarrollada por el acusado, la cual califica como juego sexual, atribuyendo a la victima haber dado pie a dicho acto, lo cual carece de fuerza, en razón de que la víctima no tenía la capacidad para brindar su consentimiento al acto, por lo demás, el argumento del acusado al afirmar “el me lo mamó a mí y yo a él”, no hubiese podido producir las lesiones aludidas. En resumen las circunstancias de hecho que rodean el testimonio de la victima han sido comprobadas con las demás declaraciones incluso la del propio acusado. Por otra parte, la defensa plantea: “…que los hechos narrados por la representante del Ministerio Público no pueden ser atribuidos al adolescente IDENTIDAD OMITIDA, de 16 años de edad, quien para el momento de los hechos contaba con tan sólo 13 años, y según los resultados de las evaluaciones psiquiátricas que le fueron practicadas en el Centro de Internamiento Los Cocos, en las cuales se evidencia que mi representado tiene una disminución de 2 años en su edad mental con relación a su edad cronológica, estaríamos hablando que tenía en aquel entones la mentalidad de un niño de 10 u 11 años”, interesa dilucidar sobre la aludida disminución compromete la posibilidad de reprochabilidad por el acto realizado, teniendo en cuenta que el alegato se limita a exponer “mi representado tiene una disminución de 2 años en su edad mental con relación a su edad cronológica, estaríamos hablando que tenía en aquel entones la mentalidad de un niño de 10 u 11 años”, disminución esta no referida propiamente a la necesaria para establecer la imputabilidad; entendiendo por ello, la capacidad para conocer y comprender la antijuricidad de su conducta y para auto regularse de acuerdo con esa comprensión, es decir que dicho concepto supone en la persona de quien se predica, incapacidad para conocer y comprender dicha ilicitud o para determinarse de acuerdo con esa comprensión. En lo que concierne, a cumplir la finalidad del proceso, que no es otra que establecer la verdad de los hechos por las vías jurídicas, y la justicia en la aplicación del derecho, finalidad esta a la que se atiene quien tiene la responsabilidad de decidir en el presente caso se consideran en todo su valor los testimonios de las personas que llevaron a cabo la evaluación del acusado, de cuyos testimonios se extraen elementos importantes al caso en cuestión y la posibilidad de quien decide de reprocharlo, así experto ALÍ SMAILI MARÍN, titular de la Cédula de Identidad N° V-6.170.126, psiquiatra adscrito al Instituto de Atención al Menor del estado Nueva Esparta, Centro Internamiento Los Cocos, quien a preguntas de la Defensa, respondió: “…Se trata de un joven euprosexico, que atiende con facilidad, comprende con facilidad y escucha de manera adecuada, no presenta trastornos mentales, es un adolescente normal, solamente se observa en él momento de realizar la evaluación un conflicto emocional y una edad mental inferior a su edad cronológica de 2 a 3 años, probablemente se relacione mejor con personas de mayor edad, ya que se deja llevar fácilmente, no es invasivo, menos impulsivo, proviene de una familia bien estructurada…”. Es todo. quien a preguntas de la Fiscal del Ministerio Público, respondió: “…Podría presumir que años atrás presentaba la misma disminución de su edad mental, pero es algo que no podría determinar en estos momentos, pues se trata de muchos factores, de las condiciones de vida, … si, sabe distinguir entre lo bueno y lo malo, no presenta ningún tipo de patología mental,… si, tiene un conflicto más bien emocional, dentro del contexto cognitivo se encuentra en el promedio más bajo, pero es normal, no tiene alteraciones, … no es un joven violento, más bien se muestra inocente e inseguro, … es responsable de sus actos…”. Es todo. quien a preguntas de la Juez Presidenta, contestó: “…Durante la adolescencia, hasta los 18 años se manifiesta bastante, pero una vez que alcanzan mayor edad, como a los 20 o 22 se emparejan con un adulto,…, dependiendo de las edad se nota más, es por eso que en las escuelas los salones de clases los agrupan por edades…”. Es todo. Esto se relaciona perfectamente con lo declarado por el experto ENGEL LÓPEZ VÁSQUEZ, titular de la Cédula de Identidad N° V-3.825.357, psicólogo adscrito al Instituto de Atención al Menor del estado Nueva Esparta, Centro Internamiento Los Cocos, quien al rendir declaración, a preguntas de la Defensa, respondió: “… Es un adolescente con gran apego a su núcleo familiar, muestra interés por sus estudios,… se observan en él algunos indicadores de inseguridad e inmadurez emocional, con ciertas tendencias a la ingenuidad, no es invasivo, menos impulsivo,… IDENTIDAD OMITIDA es un muchacho débil desde el punto de vista de sus acciones, no se impone sobre otros, es un muchacho fácil de manipular, se deja llevar y es colaborador…”. Es todo. quien a preguntas de la Fiscal del Ministerio Público, éste respondió: “…Normal como tal sí, sólo presenta signos de inmadurez emocional y ansiedad emocional, … no es invasivo, se preocupa por su situación actual, … si, es inseguro, dentro de lo normal, presenta conflictos emocionales los cuales necesita corregir con atención psicológica,… no se trata de una cuestión de fuerza, él es muy débil desde el punto de vista de sus reacciones, no se impone sobre otro porque su inseguridad y su inmadurez se lo impiden, … no es una persona violenta…”. Es todo. En este mismo orden, al escuchar la declaración de la experto LUISA CARRIÓN, titular de la Cédula de Identidad N° V-9.305.224, Trabajadora Social, adscrita al Instituto de Atención al Menor del estado Nueva Esparta, Centro Internamiento Los Cocos, quien al rendir declaración, a preguntas de la Defensa, respondió: “…De la entrevista que sostuve con el adolescente IDENTIDAD OMITIDA pude apreciar que es una persona con buen rendimiento académico, ya que con los dos lapsos de sus estudios le permitieron aprobar el año escolar, al cual no puedo seguir asistiendo, es estudiante de la unidad Educativa Horizonte en Juangriego, con habilidades y destrezas deportivas, … proviene de un núcleo familiar bien estructurado, de medianos recursos económicos, se percibe unión familiar y lazos afectivos muy estrechos, con mucha contención familiar, siempre ha estado protegido por su familia. … Durante la entrevista se mostró con cierta inmadurez e inocencia propia de cualquier adolescente de su edad, aún no ha conformado su madurez conductual ni sexual, … para él ha sido muy duro pasar por esta experiencia de la cual me ha referido, afirmando que siente temor por las amenazas que ha recibido de la familia del niño. … No observé en él características disociales, a nivel familiar existe mucho respeto y se impone la autoridad del padre. … En cuanto a la versión de los hechos, me manifestó que él se encontraba ese día en casa de una tía, tuvo sexo oral con el niño pero que no lo violó al niño y que ha recibido constantes amenazas del padre del niño…”. Es todo. Del contenido de las declaraciones de estos funcionarios, se evidencia que fueron contestes en reconocer que el acusado presenta cierta diferencia entre la edad cronológica y la madurez emocional, sin embargo se pudo probar a través de sus declaraciones, que se trataba de un adolescente que no tiene trastornos mentales, que es una persona sana, que presenta un grado de inmadurez emocional de dos a tres años en relación a su edad cronológica pero que esta circunstancia no lo priva de la responsabilidad de sus actos. Igualmente que el joven presentaba un grado de inmadurez e inseguridad, que tenía una conflictividad emocional, sin embargo que se encontraba dentro de los límites normales y que era responsable de sus actos. Por lo que dichos especialistas concluyeron, que al momento de realizar la evaluación correspondiente es una persona normal, capaz de discernir entre lo bueno y lo malo y por ende responsable de sus actos, toda vez que la inmadurez aludida no involucra ningún tipo de patología o enfermedad mental que lo prive de ello. En resumen, puede concluirse que todos los profesionales evaluadores del adolescente acusado fueron contestes al afirmar que el adolescente de marras es responsable de sus actos y tiene capacidad para distinguir entre lo bueno y lo malo; tal circunstancia de apreciación no es aislada, por cuanto el Tribunal tomo en consideración además la percepción obtenida en la audiencia sobre el acusado, su rendimiento académico, etc., en tal sentido, observa esta juzgadora que la defensa no esgrimió ningún alegato digno de tomar en consideración respecto a la defensa del acusado, siendo que los elementos probatorios, demuestran la comisión del delito que nos ocupa y existen fundados concordantes e irrefutables elementos de convicción policial para con base a los cuales ha quedado determinado inequívocamente que el adolescente acusado es autor del mismo, por lo que visto el hecho delictivo y el daño causado, la participación del adolescente, la naturaleza y gravedad de los hechos y el grado de responsabilidad del adolescente, considerando la proporcionalidad e idoneidad de la medida, así como la edad de 16 años y la capacidad para cumplirla, lo procedente y ajustado a derecho acoger el criterio fiscal, en consecuencia el Tribunal estima como hecho probado la culpabilidad del adolescente acusado IDENTIDAD OMITIDA en el hecho objeto de juicio. Con base a todo lo anteriormente expuesto, este TRIBUNAL MIXTO, por unanimidad, EN NOMBRE DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y POR AUTORIDAD QUE LE CONFIERE LA LEY, decide en los siguientes términos:


IV:
DISPOSITIVA:

En consecuencia este Tribunal Mixto de Juicio EN NOMBRE DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y POR AUTORIDAD QUE ME CONFIERE LA LEY se hace en los siguientes términos: PRIMERO: Declarara penalmente responsable al adolescente IDENTIDAD OMITIDA, antes plenamente identificado, por la comisión del delito de VIOLACION AGRAVADA, previsto en el Ordinal 1° del artículo 374 del Código Penal, en perjuicio de la víctima Niño, IDENTIDAD OMITIDA, identificado en actas. SEGUNDO: Se impone al adolescente IDENTIDAD OMITIDA, la sanción prevista en el artículo 628 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente consistente en PRIVACION DE LIBERTAD, por el lapso de DOS (2) AÑOS la cual deberá cumplir en el Centro de Internamiento “Los Cocos” del Instituto de Atención al Menor del estado Nueva Esparta. Sanción esta para que deberá ser controlada por el Tribunal en Funciones de Ejecución de esta Sección de Adolescentes, que deberá considerar el tiempo en que el adolescente ha permanecido en Privación Preventiva de Libertad como medida cautelar para asegurar la comparecencia al Juicio Oral y Privado, de conformidad con el artículo 581de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, y así se decide. Se deja constancia que se cumplió con los principios de inmediación, privacidad, concentración, continuidad, el debido proceso e igualdad entre las partes. Siendo las 2:00 horas de la tarde del día de hoy, queda publicada la respectiva sentencia en la sala de audiencias de este Tribunal de Juicio de la Sección de Adolescentes, a los 7 días del mes de agosto del año 2007. Regístrese. Diarícese. Cúmplase. Notifíquese la presente decisión.
LA JUEZ DE JUICIO TEMPORAL,


Dra. BRUNA MARTINEZ DE SANABRIA

LOS JUECES ESCABINOS TITULARES

IDENTIDAD OMITIDA

LA SECRETARIA TEMPORAL,


Abg. MARÍA JOSÉ DÍAZ VERACIERTA

En esta misma fecha se publicó la presente sentencia siendo las 2:00 horas de la tarde.
LA SECRETARIA TEMPORAL,


Abg. MARÍA JOSÉ DÍAZ VERACIERTA

Asunto Nro. OP01-S-2004-000094.